jueves, 18 de abril de 2019

12 de Abril

 Antonio Sanjurjo BadíaUn gran genio, pero un mayor ser humano. 

Desde un minisubmarino a una línea de autobuses, desde una caldera a una cocina de leña.

Javier nos ha acercado la persona de su
tatarabuelo A. Sanjurjo Badía
Para conocer una ciudad debemos conocer su evolución, y para conocer esa evolución  es necesario conocer a las personas que la han provocado.
Este viernes, hemos tenido el privilegio de contar con la visita de Javier, tataranieto de una de estas personas que con su indiscutible ingenio ayudó a que Vigo fuese lo que es hoy: Antonio Sanjurjo Badía.  
Pequeños y mayores escucharon con asombro la pródiga aportación de su antepasado a la ciudad. Datos, algunos, conocidos por muy pocos y, muchos otros, verdaderas sorpresas para todos. Así de pródiga en inventos y creaciones ha discurrido la apasionante vida del inventor del minisubmarino-lanzatorpedos que debía defender la ciudad del posible ataque estadounidense, tan capaz de reparar los motores de barcos de todas las banderas que recalaban en el puerto o de sustituir toda la popa de un barco francés sin siquiera extraerlo del agua, como de idear una colmena móvil que le reportaría varios premios.Vivió siempre  ideando proyectos y considerando a sus empleados, no sus criados, sino sus benefactores. Un gran genio, pero un mayor ser humano.


Si queréis más información sobre su obra podéis acceder a:

sobre sus inventos: 

sobre las peripecias y grandes avances de los primeros viajes en autobús de "La Regional":


No hay comentarios: